Vestido de Novia: Paso a paso

Decidiste que comprar tu vestido de novia no es una opción, así que elegiste a una modista o diseñadora especializada en vestidos de novia para idear y confeccionar el atuendo de tu casamiento. Este proceso de confección es un trabajo en conjunto cuyo éxito depende de la precisión y paciencia de la novia así como de la buena predisposición y experiencia de la modista.

cambiodeimagen

En esta nota te contamos el proceso paso a paso para que sepas la importancia de encargar el vestido con tiempo y no desesperes al ir a la primera prueba de vestuario y veas que hay que hacerle mil arreglos para que te quede como lo soñaste.

Tiempo de encargo

Los tiempos generalmente dependen de la cantidad de encargos que tenga la modista. Un vestido de novia puede confeccionarse en 15 días o en 6 meses, todo depende de la claridad que la novia tenga respecto del diseño, las telas, etc. y de la disponibilidad y rapidez de la modista.

Una modista profesional jamás va a dejar colgada a una novia con su vestido, si es profesional sabe lo que la ocasión implica y conoce los tiempos mejor que la novia, sabe que las medidas deben ser tomadas minuciosamente, que las pruebas de vestuario son indispensables, que son más de una, que puede haber cambios sobre la marcha, o brotes emocionales propios de los días previos al casamiento que pueden requerir alguna pequeña reforma en el vestido. Asi que el tiempo mejor que sobre y no que falte…

Elección del modelo

Ningún cuerpo es igual a otro, y por lo tanto ningún vestido puede quedarle tan bien a una novia como a otra. De aquí que lo mejor sea hacerlo a medida y no comprarlo, nunca nos va a quedar como al maniquí!

Un buen diseñador o modista no debe limitarse a seguir al pie de la letra los lineamientos de la novia sino que debe asesorarla en la elección del modelo que mejor se adapate a su estructura física. Como ya explicamos en notas anteriores hay escotes, cortes, cinturas, espaldas, tirantes e incluso telas que favorecen a flacas, a rellenitas, a altas y a bajitas de diferentes forma.

Así es que puede suceder que una llegue a la modista con una idea, un dibujo, un recorte o una foto del vestido de sus sueños y la modista se vea en la obligación profesional de sugerirle una opción alternativa que resaltaría mucho más sus atributos, porque en defitiva el objetivo final es que la novia se vea por demás bellas y favorecida el día de su casamiento.

En este caso la modista debe darle la confianza necesaria, la contención y la seguridad de que el vestido que luego de muchas idas y vueltas van a confeccionar es especial y hecho a medida para resaltar los atributos que ella -y solo ella- tiene. Esta instancia de conversar, discutir, buscar modelos, cambiarlos y adaptarlos es necesaria y es una base sólida para que la novia quede conforme con el vestido.

Boceto de Manuel Mota para la boda de Penny Lancaster

Boceto de Manuel Mota para la boda de Penny Lancaster

Elección de telas y colores

Los blancos si bien son los más usados, se mezclan con los colores tiza, marfil, crema y otros de la gama que dan hasta un toque de distinción y estatus. Quienes no innovan en el diseño innovan en el color, y sucede también que algunas novias optan por colores pasteles como el amarillo o el salmón.

Una vez decidido el color debemos elegir las telas. Si la modista nos puede acompañar a elegirlas mucho mejor. A veces sucede que no tienen justo el chantilly o la mouselina que una busca pero tienen otras cuya variación en calidad y precio puede percibirse mejor con ojo de costurera. Si ella no puede ir siempre es bueno que alguna tía o amiga entendida en confección y textil nos acompañe.

Confección del vestido

La modista va a estimar un tiempo de confección y las fechas en las que se realizarán las pruebas de vestuario. No obstante es muy importante que estes atenta y disponible,  y cada tanto le hagas un llamado para ver como va el corte y la confección, si tiene alguna duda sobre el diseño acordado o si necesita que vayas de nuevo a tomar alguna medida o hacer alguna prueba vestuario.

Pruebas de vestuario

Si la novia esta convencida del diseño que han elegido, las pruebas de vestuario son 2, o 3 como mucho. La única excepción al respecto es si la novia está embarazada en cuyo caso el cuerpo cambia permanentemente y lo mejor es hacer algunas pruebas más y confeccionarlo sobre la fecha del casamiento.

El vestido terminado

El vestido debe llegar a la casa de la novia el día anterior a la boda, sin excepciones. Nunca se sabe si al día siguiente se va a romper el auto, el taxi va a quedar embotellado en el tráfico, una manifestación va a cortar las principales calles de la ciudad, etc. Mejor evitar imprevistos y tener todo preparado desde el día anterior.

Aquellas modistas que ofrecen un servicio más personal y completo incluso acompañan a la novia el día del evento,  en caso de que este hinchada y le ajuste de algún lado, se le rompa un botón o le quede muy tirante un bretel. Cualquiera sea la dificultad ella o su asistente está ahí para solucionarlo!

Cuando te pones el vestido de novia y estas listas para salir a la ceremonia la misión ha concluido!

Mucha Suerte!

P.D. Si ya tuviste una buena experiencia con una modista y la queres compartir con nosotros, las novias de la comunidad y el staff de Casamiento Perfecto van a estar super agradecidos con tu aporte.

Un comentario en “Vestido de Novia: Paso a paso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>